LAS 14 LLAVES CRÍSTICAS

LAS 14 LLAVES DEL AMOR CRÍSTICO

PAUTAS DE SINTONIA CON LA ENERGÍA VENUS

  1. Respetarse en el proceso del despertar
  2. Descubrirse bajo, y dentro de, la guía de la tierra libre de toda excusa.
  3. Reconfortarse en las vivencias del grupo
  4. Acceder al “corazón” de las experiencias
  5. Acercarse, sin temor, al silencio del alma
  6. Anhelar el Espíritu como si éste fuera la única vía de salvación posible
  7. Contemplar la belleza en cada rama, cada fruto, y cada hoja de cada árbol.
  8. Asumir el compromiso de ser Paz
  9. Arrojarse al centro del abismo para trascender
  10. Corregir en el hacer nuestros desequilibrios
  11. Pensar bajo la misma sintonía en que piensa el alma
  12. Unirse sin condiciones al núcleo de amor de la Tierra
  13. Aceptar con alegría el compromiso de la misión
  14. No más mentiras, para estar en la Hermandad.

Canalizadas por Rodrigo Accurso el 22 de marzo de 2017, luego de una experiencia de contacto en San Miguel de Tucumán con los Guías y Maestros de Venus.

El trabajo con estas pautas, sugiere un ejercicio de reflexión e introspección, que nos permite sintonizar con la misión crística y su profundo mensaje de amor para la Humanidad.

Las 14 llaves son la síntesis de una vivencia, que nos permitió a un grupo de personas, acercarnos a la conexión con otra realidad, una fuerza que esta presente aquí en la Tierra, y que se encuentra “hermanada” con otros lugares dentro del sistema solar, como lo es el Planeta Venus, donde seres extraterrestre tienen sus bases, y desde allí asisten nuestra evolución, acompañándonos, guiándonos e instruyéndonos para la trascendencia de aquellos patrones que se encuentran en nuestro código genético y que estamos prontos a poder comprender y modificar.

Además,  se nos ha ido motivando a meditar sobre el toroide, campo vibratorio que se establece cuando ingresamos en un estado de coherencia interna. Esta forma de moverse que tiene la energía, crea un vórtice magnético a nuestro alrededor, siendo la respuestas que recibe la jerarquía de la luz, y que les “habilita” para comenzar a vincularse con nosotros. Ya que solo en ese estado de profunda unidad es que podemos contactarnos con estas otras realidades que se encuentran en un nivel de conciencia más amoroso y compasivo que el nuestro.

Cada llave es un invitación al silencio y la escucha. Simboliza un puente a la Frecuencia del Cristo, a su luz resplandeciente, a su corazón solar.

 

Redes sociales
www.000webhost.com